Investigadores valencianos recuerdan que descubrieron una bacteria anticaries

 
Un equipo investigador del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), que dirige el Dr. Alejandro Mira ha explicado que en realidad ya no están buscando una vacuna anticaries porque han encontrado una bacteria que está naturalmente presente en algunas personas que nunca en la vida han desarrollado caries. Este hallazgo se presentó hace unos años y el Dr Mira lo ha recordado en el transcurso de la Jornada celebrada en la Fundación Valenciana de estudios Avanzados (FVEA) dedicado al cuidado de la boca organizada junto con la Universidad Cardenal Herrera CEU.

El Dr. Alejandro Mira Obrador, ha dado un nuevo paso en la investigación que inició en 2008 al descubrir que la bacteria que actúa contra la caries es una nueva especie hasta entonces desconocida por la comunidad científica.

Tras secuenciar el genoma de esta bacteria, el equipo que dirige el Dr. Alejandro Mira constató que se trata de una nueva especie, bautizada como Streptococcus dentisani, que hace que se tengan los dientes sanos. “Las personas que poseen esa bacteria en la boca, – explicó- por cuestiones genéticas y de alimentación, realizan todo el proceso de degradación de la arginina (aminoácido que está en las proteínas de la dieta) de manera que aumenta los niveles de amoníaco y provoca que siempre se posea un ph neutro, mientras que otras personas poseen un ph ácido que al tomar café, comidas avinagradas, o zumo de limón, les baja el ph y hace que las bacterias que provocan las caries se desarrollen mucho más, se fijen más al diente y sean capaces de causar caries al degradar el azúcar y favorecer a las sustancias que faciliten el ataque al diente.”

Otra de las participantes en esta Jornada fue la Dra. Carmen Pérez Rodrigo quien dejó muy claro su mensaje en su intervención sobre “La importancia de la dieta”: la alimentación debe ser saludable para mantener un cuidado de la boca,- afirmó- además de evitar alimentos y bebidas ricas en azúcares, llevar una dieta variada y cuidar las cantidades y que si se toman azúcares, que sea ocasionalmente y mejor tomarlos junto con productos lácteos o frutos secos.” “Además- añadió la Presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria- a los niños es fundamental ayudarles a que aprendan a cuidarse, inculcarles la limpieza de la boca tres veces al día y acudir al dentista cada seis meses.”

El Dr. Salvatore Sauro, del Departamento de Odontología de la Universidad Cardenal Herrera CEU habló durante su intervención de los nuevos materiales odontológicos que han evolucionado “de un material pasivo a otro llamado inteligente que puede proporcionar una acción terapéutica a los dientes conviviendo con la saliva, matando las bacterias, remineralizar el diente y estimular la pulpa, generar más tejido dental, al mismo tiempo que tapan determinados agujeros; son los llamados “smart materiales”.

Según comentó una de las dos directoras científicas del curso, la Dra. Cristina Ribes, Vicedecana Grado de Odontología en la Universidad Cardenal Herrera CEU, “el incremento de la ortodoncia en la mayoría de pacientes no es una moda, sino mas bien que se ha objetivado un problema estético pero realmente la ortodoncia es un problema de oclusión. Que el bocado sea perfecto y no se produzcan tensiones entre los dientes que hacen que acabemos perdiendo la dentadura. Si no tenemos bien colocados los dientes no se pueden limpiar correctamente, el repartir mal las fuerzas tampoco ayuda, por ello, el aumento de pacientes con ortodoncia no siempre es debido a causas estéticas si no el devolver a la boca a su posición correcta, porque casi nadie mordemos correctamente”, afirmó Ribes y finalizó instando a que “hay que distinguir si hay una buena oclusión para tener una buena salud en general.”

En la jornada también se habló de la menor frecuencia en la mordida por parte de los niños, hecho que no ocurre en culturas como la de los esquimales, quienes tienen una mandíbula mucho más cuadrada que el resto de humanos lo que se pensaba que era debido a una mutación genética hasta que se descubrió que, desde que son niños, mastican el cuero para fabricar sus herramientas y traccionan de tal forma que posicionan bien toda la mandíbula con unas dentaduras que encajan mucho mejor y apenas tienen problemas de infecciones, pérdida de dientes, etc. y que cuando se marchaban a vivir a otros países, empezaban a tener problemas de caries, mala oclusión dental y ya no tenían la mandíbula tan perfecta.

Durante toda la mañana intervinieron expertos en Microbiología de las bacterias de la boca y de cómo varían con la dieta y con el tiempo y sobre el efecto que tiene una simple mutación de una bacteria que se ha visto que es capaz de producir una lesión terrible en los conejos por una simple mutación en un aminoácido. La Jornada estuvo organizada conjuntamente con la Universidad Cardenal Herrera CEU y la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados.
volver
^
Fundación Valenciana de Estudios Avanzados 
C/ Pintor López, 7-1º Valencia 46003 
96.392.06.04/03 
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Puede encontrar más información en nuestra Política de cookies.